Muchos de los accionistas de las empresas o gerentes le prestan poca atención a cómo se ven las instalaciones físicas de sus oficinas. Es probable que no vean un retorno inmediato a la inversión de una oficina bien diseñada sin embargo tener una oficina mal diseñada puede bajar la rentabilidad de los negocios de muchas maneras. Bajaremos la productividad de los empleados y no proyectaremos la imagen que queremos. Estos son los aspectos cruciales para saber si una oficinas está mal diseñada.

  • Iluminación, temperatura y ruido

Hay ciertos aspectos sencillos que bajan la productividad de un empleado en una oficina mal diseñada. La iluminación es muy importante ya que muy poca va a hacer sentir a los empleados cansados y mucha causara dolor de cabeza. Es importante resaltar que las luces led no solo mejoran el consumo de energía en nuestras oficinas sino que causan menor fatiga en nuestros ojos. Otros aspectos a resaltar es la temperatura de la oficina y el ruido ya que si estos no son los adecuados es difícil que nuestros equipos trabajen eficientemente.



  • Ergonomía
La ergonomía en los muebles de oficina es otro aspecto de suma importancia para lograr una mejor productividad. Si nuestros empleados no están cómodos no trabajan eficientemente. Es importante resaltar que mesas y sillas de oficina que no sean ergonómicas en el largo plazo pueden causar problemas en la salud en los empleados de una empresa. Estos problemas de salud van desde dolores en el cuello y espalda hasta desarrollar problemas en los nervios como el síndrome de túnel carpiano. En el largo plazo invertir en la ergonomía de las oficinas tiene un gran retorno ya que los empleados serán más productivos y tendrán menos días de incapacidad.

  • Diseño poco atractivo

Solo hay una primera impresión, este dicho aplica para el diseño de nuestras oficinas. Cuando estas no son atractivas es difícil generar un espacio de trabajo en el cual las personas se sientan bienvenidas. Este aspecto es clave ya que esta primera impresión puede causar que no atraigamos potenciales clientes que nos visiten, o que talento humano que está en proceso de selección decida ir a aceptar la oferta de otra empresa que tenga mejores instalaciones a las nuestras.

  • Espacios colaborativos

Algo fundamental en una oficina son los espacios privados y los espacios colaborativos. Las oficinas abiertas son excelentes para fomentar las conversaciones y cooperación en los miembros de un equipo. En este tipo de oficinas es común que se tengan muy pocos espacios colaborativos como salas de juntas y oficinas de reuniones. Si nuestra oficina es deficiente en estos espacios nuestros equipos en muchas ocasiones no tendrán el espacio apropiado para reunirse con potenciales clientes o para tener reuniones de equipo, lo que llevará a que estas reuniones se hagan en espacios abiertos. Estas reuniones en espacios abiertos serán menos eficientes y terminan distrayendo a personas que no están involucradas en estas reuniones.





Por todas estas razones es que es fundamental tener una oficina bien diseñada. Si requieren una asesoría en diseño en AVS art office contamos con arquitectos y diseñadores expertos en el diseño de oficinas productivas.